miércoles, 9 de diciembre de 2009

Recemos por la familia Pomar.

Que su final sirva para que reflexionemos. Todas las circunstancias que llevaron a estas tragedias- su muerte, el comportamiento de las autoridades y los medios, el de la sociedad en su conjunto,... todo es trágico- deben ser cuidadosamente analizadas para que no vuelva a repetirse semejante dolor.
Que Nuestro Señor les regale la felicidad que no tiene fin.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Solo se publicarán los comentarios que incluyan preguntas sobre el tema, o aporten información accesoria sobre el mismo.